La TORTUGA BOBA ( Caretta caretta) Y EL PESCADOR RECREATIVO

Foto de tortuga marina tomada a varias millas de Torrevieja por el autor
     Son muchas las ocasiones que el pescador recreativo se encuentra con este quelonio. Unas veces se le encuentra dormitando encima del agua como el ejemplar fotografiado por mí en la portada de este artículo. En otras, accidentalmente es presa de nuestros aparejos, como este otro ejemplar fotografiado y soltado al mar por Miguel Cuervo en aguas de Santa Pola en abril de este año

Accidentalmente fue enganchado en un curricán

La tortuga es liberada

    En otras ocasiones nos las encontramos heridas o liadas con trozos de tresmayos o aparentemente heridas como este otro ejemplar, tambien devuelto al mar también en abril de 2010

Óscar, con una tortuga "boba". Volvían con el barco hacia su puerto base en Cabo Roig cuando la vieron nadando de manera aparentemente extraña a nivel de superficie. La subieron cuidadosamente al barco, la inspeccionaron, comprobaron que estaba bien, se hicieron unas fotos y la devolvieron al agua en pocos minutos

     La tortuga boba en peligro de extinción

Según Green Peace, las tortugas marinas se encuentran en peligro de extinción debido a una desmedida e ilegal captura de ejemplares adultos, así como al saqueo de sus huevos en las playas de anidación.

    Decenas de miles de tortugas están muriendo cada año a causa del tráfico ilegal de que son víctimas, en especial para abastecer el mercado negro con conchas de carey, pieles para la manufactura de botas y billeteras, huevos a los que se atribuyen falsas propiedades o carne para sopa de tortuga.

    Además, otras decenas de miles caen presas en las redes de diferentes pesquerías, como las de arrastre usadas para la captura de camarón, y las palangreras para picudos y atún. Otras como esta que presentamos recuperada en las proximidades del Club Náutico de Torrevieja, son víctimas de las hélices de los barcos

    Por si fuera poco, sus playas de anidación se están perdiendo por el avance de la industria turística y el incremento de las zonas urbanas.

    Otros factores que han incrementado la mortandad de tortugas marinas son la contaminación de los mares. El gesto para muchos sin importancia, de arrojar al mar una bolsa de plástico, puede ser, además de antiecológico, una acto perverso pues puede  llevar a la muerte a una tortuga. En efecto. Uno de los alimentos preferidos de las tortugas, son las medusas ( de aquí, dada la escasez de tortugas, entre otras causas , la proliferación exagerada de medusas en nuestras aguas) Por su parecido las bolsas de plástico puede ser ingerida por tortugas provocando la muerte por asfixia  o obstruccion intestinal a uno de estos animales , ya en peligro de extinción.

    Otras causas del peligro de extinción son la destrucción de su hábitat y la ocupación de sus tradicionales playas de anidación y los efectos de fenómenos naturales como las mareas rojas. La presencia de enfermedades como el fibropapiloma, que afecta gravemente a los quelonios, va en aumento.


Tortuga liberada de una red, abordo del Chambel y vuelta al agua
     
 
    En el 2008 en aguas proximas al R. C.N. de Torrevieja se encontró un ejemplar gravemente herido Siguiendo el protocolo del Club para estos casos se puso al habla con el bíologo del Ayuntamiento de Torrevieja que estimó, a la vista de la misma, que la tortuga, un ejemplar de unos 45 años,  y unos 50 kg de peso, pese a las dislaceraciones horribles de la misma, podría ser recuperada.
     Según un protocolo de colaboracion del biologo del Ayuntamiento de Torrevieja y la unidad de la guardia civil SEPRONA una vez rescatada la tortuna se la llevaron en una furgoneta con destino a un acuario de Valencia para poder curarla, y una vez recuperada de las heridas la devolvería almar.

Tortuga herida por hélice de barco o por un tiburón
     

Seguimiento de este ejemplar

Una delegación torrevejense, encabezada por el Biólogo Municipal, Juan Antonio Pujol, se desplazó hasta Valencia el mes siguiente para comprobar "in situ" el estado de recuperación en que se encontraba el ejemplar de Tortuga Boba.

El responsable de veterinaria del Oceanográfico, Daniel García Párraga, nos relató el proceso de recuperación de la Tortuga Boba, en esos momentos cómodamente instalada en un tanque de agua salada que recreaba las condiciones del medio natural donde vive habitualmente.

Durante los primeros días la tortuga tuvo que ser alimentada por sonda, además de recibir cobertura antibiótica. La infección contraída tras el impacto en el que perdió parte del caparazón trasero, fue saneada. En el momento de la visita la tortuga nadaba plácidamente, aunque con evidentes problemas para conseguir la flotabilidad.

Tras serle realizadas tanto endoscopias como ecografías, los Técnicos detectaron que, lamentablemente, la tortuga también padecía otro tipo de problemas provocados por la inconsciencia del hombre, pues había tragado numerosos elementos de deshecho como tapones y, en definitiva, gran cantidad de basura sintética que las tortugas confunden con alimento.

La causa más probable del accidente parece ser la mordedura de un tiburón, aunque a veces las hélices de los barcos también provocan trágicos accidentes entre las poblaciones de tortugas del Mar Mediterráneo.

Durante la visita realizada al Oceanográfico el Biólogo Municipal, Juan Antonio Pujol, calificó como notable la recuperación del ejemplar de Tortuga Boba y significó la labor, tanto de la Administración Autonómica, como de la Concejalía de Playas y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Torrevieja, Equipo Verde y ciudadanos en general, en el proyecto de recuperación de animales marinos heridos.

El Ayuntamiento de Torrevieja interesado en la recuperación de esta especie. Transcribo, por su interés, un texto publicado en la página Web del Ayuntamiento de Torrevieja
     
<<El Ayuntamiento de Torrevieja, a través de su Concejalía de Playas, pone en marcha una campaña para identificar las huellas que las tortugas marinas dejan en las playas cuando realizan los nidos

    Torrevieja será el único municipio de la provincia de Alicante donde se ponga en marcha la campaña durante la presente temporada 2007

    El Biólogo Municipal,
Juan Antonio Pujol, ya ha impartido seminarios de formación para que colectivos que actúan en la playa desde la madrugada, como el Servicio de Limpieza de Playas, o durante el resto del día, como los socorristas de Cruz Roja, sepan identificar las huellas dejadas por las tortugas en la playa cuando realizan el nido

     En la actualidad, las principales zonas de cría de Tortuga Boba en el Mediterráneo se localizan en determinados puntos de Grecia y Turquía. Sin embargo, la Tortuga Boba nidificó en las costas del mediterráneo español en tiempos históricos, con citas publicadas hasta aproximadamente finales del siglo XIX.

    El hecho de que las puestas se realicen durante la noche dificulta la detección de las mismas. Por otra parte, la creciente influencia humana que ha sufrido todo el litoral mediterráneo y en especial sus playas, ha provocado la pérdida de hábitat para la cría de estos amenazados reptiles. O al menos eso se pensaba hasta hace poco.

    El 27 de julio de 2001 los vigilantes de las hamacas de la playa del complejo turístico de Vera (Almería) detectaron a las 3 de la madrugada un hecho insólito. Una Tortuga Boba estaba realizando la puesta de huevos en un nido previamente excavado en la arena, a 7 metros de la orilla. La playa cuenta con importante equipamiento turístico, chiringuitos y urbanizaciones.

    El 11 de agosto de 2006, dos socorristas de Cruz Roja descubrieron a escasos metros de la orilla de la turística y concurridísima playa de PuÇol (Valencia) lo que parecían ser unos extraños huevos, dando inmediatamente la voz de alarma. Los técnicos desplazados hasta el lugar no dan crédito: efectivamente se trataba de una puesta de Tortuga Boba.

   El nido fue llevado a la playa de El Saler, en pleno Parque Natural de La Albufera (Valencia) y sometido a vigilancia durante las 24 horas. 40 días después nacieron 75 diminutas crías de Tortuga Boba por primera vez en más de 200 años en las playas de la Comunidad Valenciana.

    El 27 de octubre de 2006, dos chicas que trabajaban en la turística playa de Premià de Mar (Barcelona) descubrieron atónitas 14 crías de Tortuga Boba correteando por la playa en dirección al mar. Estas crías formaban parte de la puesta de una hembra que habría hecho el nido en la playa el mes anterior. Contando con las que aún estaban en el nido, sobrevivieron 40 crías.

    Estos extraordinarios acontecimientos que se pensaba que ya no podían ocurrir en playas rodeadas de urbanizaciones, iluminación artificial, chiringuitos, hamacas, hidropedales y otras ocupaciones turísticas, han hecho cambiar de opinión a científicos y técnicos.

    Tal es así que el Biólogo Municipal del Ayuntamiento de Torrevieja, Juan Antonio Pujol, ya ha impartido seminarios de formación para que colectivos que actúan en la playa desde la madrugada, como el Servicio de Limpieza de Playas de Acciona-La Generala, o durante el resto del día, como los socorristas de Cruz Roja, sepan identificar las huellas dejadas por las tortugas en la playa cuando realizan el nido.

    Además, el Ayuntamiento de Torrevieja ha editado unos adhesivos para el reconocimiento de las huellas de las tortugas marinas y el teléfono 112 donde dar las avisos. Dichos adhesivos serán repartidos exclusivamente al servicio de limpieza de playas, los puestos de socorro de Cruz Roja y a chiringuitos y otras concesiones.

    La iniciativa municipal se integra en la campaña que la Conselleria de Territorio y Vivienda va a llevar a cabo en la provincia de Valencia. De esta forma, Torrevieja, a través de la Concejalía de Playas, será el único municipio de la provincia de Alicante donde se ponga en marcha la campaña durante la presente temporada 2007.

    Entre las playas de la localidad que potencialmente podrían albergar un episodio de nidificación de Tortuga Boba destaca la de La Mata, que además cuenta con el Paraje Natural Municipal del Molino del Agua. Sin embargo, el hecho de que los tres casos recientes de Almería, Valencia y Barcelona se hayan producido en playas muy transformadas turísticamente, indican que, de producirse, podría ocurrir en cualquier punto del litoral que disponga de playa.

    Finalmente, la Concejalía de Playas del Ayuntamiento de Torrevieja invitará a sumarse a esta iniciativa a los demás Ayuntamientos que conforman el Distrito Marítimo, esto es Pilar de la Horadada, Orihuela y Guardamar del Segura, población, ésta última, con un importante sistema dunar.  << 

Vea otro artículo sobre este tema en esta misma pagina


Póngase en contacto con el R.C.N. de Torrevieja (Tel 965710112, o con el Servicio de Proteccion de la Naturaleza de la guarcia Civil de Torrevieja (Tel 96 571 01 90) o de su localidad mas cercana)

INDICE