LAS SALINAS
    La evolucion historica de Torrevieja, su vocación marinera y su proyeccion hacia el exterior, no se entendería sin hablar aunque sea brevemente de sus salinas. Porque Torrevieja es famosa, entre otras cosas, por la sal procedente de su laguna, que junto con la de la Mata, alcanzan un perímetro de mas de 25 km.
     Los orígenes de ambas lagunas fueron diferentes al resto de las lagunas litorales, como la albufera de Valencia o el Mar Menor. Aquí en nuestra zona, parece ser que hubo movimientos tectónicos que provocaron la formación de estos dos pequeños lagos aislados del mar. No fue formada como aquellas por el aporte continuado de arena formando barras que aislaron del mar abierto primitivas ensenadas. La de la Mata está separada del mar incluso por colinas de hasta 40 metros de altura.
    La salinas de la Mata fueron explotadas antes que las de Torrevieja, hace ya más de 2.000 años por fenicios y romanos.
    Se sabe que Sancho IV en 1.283 concedió la explotación de la otra laguna salinera (la de Torrevieja) a Orihuela, que intentó dedicarla sin éxito al cultivo de peces. Años después se abría el canal Acequión que comunica la bahía de Torrevieja con la Salinas. Dicha cesión lo fue hasta el siglo XVIII, en el que volvió al poder del Estado.

Extraccion de sal en el año 1900


     Hasta 1.928 no se comunicó la laguna salinera de la Mata con el mar y con la de Torrevieja, dejándose en ese año de explotarse directamente para la obtención de sal, transformándose en una laguna-estación donde se iniciaba la evaporación y el calentamiento de sus aguas que se transfieren luego a la laguna de Torrevieja.


A la izquierda las salinas a comienzos del siglo XX
Arriba vista parcial de la laguna de Torrevieja. 1950


    Hasta el 1.768 no se explotan las salinas de Torrevieja como tales. Unos años después en 1790, según escribió Cavanilles: “existe un muellecito enlosado y limpio donde se embarca la sal llevada por carros desde la salina”( tomado de “Las Eras de la Sal” de F.Sala, M..Galant y. J.Blanco). Se refería, efectivamente Cavanilles, al primitivo muelle de la Era, descrito por los autores antes citados.     Según ellos, unos 60 años después, en 1850, se construyó otro muelle el de las Eras de la Sal, el que esta junto a éste, un poco más a levante. Cerca de estos, existía una torre o atalaya de defensa que fue dañada por el terremoto, por lo que se desmanteló en 1.844, sirviendo sus sillares para la ampliación de la Iglesia.
    Desde 1898 a 1958, este último muelle de la sal tuvo el caballete de pilares de madera que sostenía una plataforma elevada. Desde esta, se volcaban las pequeñas vagonetas de sal, que a través de grandes tolvas de madera, iba a parar a bordo de barcazas que la transportarían a los cargueros a vela o motor fondeados en la bahía. Dicha obra de madera - reconstruida recientemente- fue creada precisamente en 1898 por la "1ª Compañía Arrendataria de las Salinas", que si bien cuadriplicó la producción de sal, haciéndola llegar hasta 273.000 toneladas, lo hizo a expensas de jornales de hambre que motivaron la huelga de los trabajadores.


Estos dos Muelles de las Eras fueron operativos hasta 1958. A partir de esta fecha se dedicaron a muelles de amarre de pequeñas embarcaciones de recreo de trabajadores salineros, desmantelándose la superestructura de madera.


1940. Remolcando barcazas de sal hasta los cargueros
Otro aspecto de la bahía. Profusión de veleros y cargueros de sal. 1940



El 28 de Septiembre de 1.999 el Excmo. Alcalde de Torrevieja izaba la bandera en el recién reconstruido muelle de las Eras de la Sal en una primera fase de las obras. El caballete de pilares de madera, remodelado según el primitivo diseño, ha sido embellecido con maderas nobles. Actualmente está terminado, siendo el acceso a este muelle a través de un nuevo portalón según el antiguo diseño. Esta puerta da entrada hoy día al recinto donde se celebra anualmente el famoso Certamen de Habaneras y Polifonía. Toda esta remodelación se ha hecho en homenaje a aquellos salineros que trabajaron en unas condiciones realmente duras, con la intención, además, por parte del Ayuntamiento de Torrevieja, de recuperar uno de los entornos emblemáticos de la ciudad.

Actualmente está intercomunicada la laguna de Torrevieja, mediante un saleoducto, con el diapiro salino del Cabezo de Pinoso, desde donde parten sus sales en dilución acuosa hiperconcentrada que se vierten luego en la laguna. Si la exportación de sal en 1.975 era de 360.000 toneladas, 3 años después, con las nuevas técnicas y el aporte salino de Pinoso, se exportaban ya 816.000 Tons. Ello hace que las Salinas de Torrevieja, tanto por la calidad de sal obtenida como por su considerable producción, esté considerada como la más importante de Europa.


Moderno sistema de transporte de sal desde la laguna hasta las bodegas de los barcos


Dadas, además, la belleza de las salinas, su colorido cambiante según la luz y la concentración en sus aguas de sales y de unos pequeñísimos crustaceos (de los que se nutren precisamente los flamencos), y de la presencia de muchas aves acuáticas, (especialmente en la laguna de la Mata), ha hecho que este conjunto de lagunas salineras fueran declaradas Parque Natural en diciembre del 94.
Actualmente se puede practicar el senderismo, en torno a la laguna de la Mata, por un recorrido en el que se incluye un observatorio de aves. Algunas de estas, como garzas, avocetas o cigüeñuelas nidifican en sus orillas. Otras, como patos colorados, flamencos etc. la ocupan estacionalmente en sus migraciones.