Lance tras lance espero paciente ese momento

el momento en el que el corazón parece que va a estallar

las manos me sudan y las piernas me tiemblan...

Otra vez tú, has salido inesperadamente de lo más profundo

y has roto mi monotonía

en este momento en el que parecía que nada podía pasar

Me apresuro a alzar la caña, y recojo con la tranquilidad

con la que mis alteradas emociones me dejan actuar.

Luchamos, te resistes, pero esta vez gano yo.

Aunque tu eres el derrotado

quedo eclipsado por la viveza de tus colores y tu hermosura,

y otra vez , te dejo en el agua y te veo marchar.

     ¡Hasta otra viejo amigo!

Gentileza de J.C.Gil Palomares   http://www.basslucio.com/

INDICE