PESCA SIN MUERTE EN COMPETICIONES OFICIALES


     

    Algunos pescadores pertenecientes a la Asociación Mediterránea por un pesca responsable pensamos que la FEPYC máxima representante en España de la pesca deportiva - es decir la de competición- , podría mostrar ya el camino a seguir en un futuro próximo a las generaciones venideras. La pesca sin muerte en los concursos oficiales.

     No quiero ser excesivamente idealista e ingenuo hasta el punto de querer generalizar la pesca marítima sin muerte. Soy pescador desde hace mas de 60 años y para mi la pesca recreativa, además de la emoción de la picada y de la posterior lucha con esos a veces poderosos seres marinos, lleva consigo el placer de saborear en la mesa rodeado de los tuyos, el exquisito sabor de un pescado recién cogido, al que solo los pescadores tenemos el privilegio de degustar
     Pero esto no tiene nada que ver con el pescar para matar peces y cuantos mas mejor. Así expresa esta idea un colega médico -F. Abadía-antiguo pescador y poeta.

  Pescar, es como un juego al pescador de vida
        si en familia es comida
        pero hay quien pesca muertes, sólo muertes
           gris en alma inconsciente
               con la afición teñida
                        de noche, triste herida

    

      Una cosa es salir a pescar y llevarte a casa para tu consumo unos pocos peces, y otra, hacer pescas masivas, para luego no saber que hacer con el pescado o congelarlo haciéndole perder mucho de su sabor. Y eso tan solo para presumir en tu club de lo mucho que sabes “matar peces”.

    Multiplicación de competiciones deportivas y de pescadores

     Es evidente y lo hemos demostrado a través de estas páginas, que cada vez hay menos peces, especialmente en aguas mediterráneas
      En cambio cada vez somos mas los aficionados a la pesca Ver las cifras de embarcaciones recreativas que publica la Asociacion de Pesca Responsable Mediterranea:


     Hay estudios no cerrados sobre el tema, pero de una manera bastante aproximada se puede afirmar, por ejemplo, que en la zona mediterránea seríamos unos 300.000 pescadores recreativos y unos 120.000 en la cornisa cantábrica.
     
Cada año se celebran en España cientos de Concursos de pesca que precisamente premian al que “mas mata” . Y ello con el permiso expreso de las autoridades competentes y con la previa solicitud de la Federación Nacional que demandaría a aquellas, el autorizar la captura, en estos concursos, de mas peces de los que la normativa permite a cada pescador, dándole así, en definitiva ese día, la “ licencia para matar”.
     
Pero es absurdo, antiecológico, y poco ejemplarizante para nuestros chavales, que por su moderna educación están mas sensibilizados que nosotros en la protección de la naturaleza. Es especialmente escandaloso para pescadores profesionales, el que se premie por ejemplo a un pescador deportivo de fondo, en algunos concursos locales no federativos, porque ha matado mas de un centenar de kilos de pescado utilizando además para ello varios carretes eléctricos ... y más si llega a saber que ese pescado no siempre se entrega para fines benéficos.
     Tampoco es ejemplarizante para un gran sector de la sociedad actual con ideas proteccionistas, el contemplar al final de concursos oficiales el espectáculo de mas de un centenar de albacoras y atunes de dos o 3 años, mostrados ostentosamente sobre el muelle de un club deportivo de pesca.... Aunque todo ese pescado, en este caso, y cumpliendo con la normativa actual, fuera destinado a beneficencia .
     
Es cierto que, analizando los concursos de la costa alicantina, dado el progresivo agotamiento pesquero, los promedios de capturas por pescador y día no sobrepasan los cupos asignados por la legislación actual. Con todo a veces se premian en nuestra zona , tal como he señalado, las matanzas que están muy por encima de los máximos permitidos por la normativa vigente, pese a que la Dirección General de pesca de la Generalitat Valenciana no autoriza desde hace tiempo a sobrepasar estos cupos.

              

       Valoración en los Concursos de pesca. Pesca sin muerte

     Es evidente que el modo mas simple y lógico para evaluar en un concurso la calidad de un pescador es pesar o medir sus capturas al final de la competición. Ello conlleva desgraciadamente a estimular la captura de cuantos mas peces mejor, cosa cada vez menos aceptable en un mundo marino cada vez mas empobrecido y ante una sociedad cada vez más crítica antes los abusos ecológicos.
      Desde hace muchos años se practica en aguas continentales la pesca y suelta o catch and release como método de proteger la fauna, de los ríos y lagos, en serio peligro de extinción, al tiempo que se propicia el repoblamiento de los mismos. En estos concursos los peces son pesados y medidos antes de volverlos al río.
     Hay Asociaciones en EEUU y Canadá ( concretamente en Manitoba) que desde hace mas de 30 años sus socios defienden y practican la pesca y suelta en aguas marítimas y continentales.
      The World Flyfishing Championship es una Competición Internacional que se celebra desde hace ya muchos años y en la que se practica la pesca a mosca sin muerte.  
     
Actualmente son muchos los países en los que se organizan torneos de Pesca de Altura, tras marlines, peces espada o pez vela, en los la pesca y suelta es el procedimiento obligado, haciendo la valoración especialmente a través de fotografías o jueces y llevando a puerto solamente los ejemplares que mueren en el curso de la lucha o los peces que pueden constituir un récord.
     Aquí en España, como es sabido, la Federación Mediterránea de Pesca Responsable, a través de sus Asociaciones, organiza anualmente desde hace ya mas de 5 años Concursos de Pesca en los que una de las jornadas al menos se dedica a la Pesca sin muerte, (sesión que este año puntuará). Además los Clubs organizadores han renunciado a sobrepasar las capturas normalmente permitidas.
      También en algunos Concursos de Pesca de altura de nuestro litoral la jornada de entrenamiento es dedicada a pesca y suelta. 
     

    En el 2003 España participó en los Campeonatos Mundiales de Pesca sobre embarcación fondeada organizado por la Federation Internationale de Peche Sportive de Mer y la Irish Federation of Sea Anglers, en la que por cierto consiguió una meritoria medalla de Bronce. (Ver imagen de arriba)
     Se rigió por la modalidad de Pesca sin Muerte, con lo que, los cerca de 3.000 kilos de peces, que se calculó que capturaron los 75 participantes, volvieron vivos al mar.

    Evaluación en concursos de pesca sin muerte con embarcación fondeada.

   Esta modalidad de pesca ofrece muchas dificultades para una adecuada puntuación ya que un barco en continuo movimiento por la marejada y la movilidad brusca de los peces hace imposible o muy difícil obtener su talla y peso exactos antes de volverlos al agua, especialmente exigiendo cierta rapidez para mantenerlos vivos.
    Me he puesto en contacto con uno de los participantes en aquel Campeonato Mundial celebrado en Irlanda, el torrevejense Antonio Sánchez. El procedimiento fue el siguiente.
     Los 75 concursantes fueron embarcados en amplios y modernos barcos en los que pescaban de 7 a 10 participantes a cada uno de los cuales se les proporcionó un listado de peces de la zona cada uno de los cuales tenía una valoración determinada, según su grado de dificultad, su calidad o su tamaño medio.


Antonio Sanchez con un carbonero (Pollachius virens)


     Así por ejemplo el bacalao puntuaba sobre 3, el garneo sobre 2 y el congrio mas raro en la zona llegaba a puntuar sobre 20 si alcanzaba un tamaño de cerca del metro. Las especies menos frecuentes, no incluidas en el listado se valoraban con un punto.
     A bordo de cada barco había, además del patrón, un juez que solo medía mediante plantilla las piezas dudosas de presentar el tamaño mínimo de 30 cm, para así invalidarlas o no, o también medía las piezas muy grandes de una especie determinada, porque podían puntuar el doble. Todas las demás, una vez reconocidas y anotadas por el juez, eran vueltas al agua. Este marcaba con una cruz, en las tarjetas que tenía de cada uno, la especie conseguida al tiempo que el pescador hacía lo propio en la suya. Al final ambas tarjetas eran firmadas por juez y concursante
    
Cada pescador estaba provisto de un cubo en el cual ponía los peces si en ese momento el juez estaba ocupado con otro concursante, pero en cuanto eran evaluados los volvía al mar.

¿ Porqué la Federación Española DE PESCA Y CASTING no empieza, al menos en los Concursos de ámbito Nacional o Autonómico, a sensibilizar con su ejemplo a los pescadores deportivos?

     Sé por otra parte que es mas fácil decirlo que organizarlos, dadas las grandes dificultades que presenta esta modalidad de Concursos. Entre otras, la multiplicación necesaria de jueces, el que tengan que ir a bordo, el aumento en los gastos de organización, la necesidad de consensuar listas y puntuación de especies de peces a veces tan distintos en el litoral mediterráneo o atlántico, quejas o reclamaciones por las medidas a bordo y decisiones de un solo juez etc, etc

Pero las ventajas pueden ser aún mayores. Porque independientemente de los miles de kilos que los pescadores aficionados devolveríamos vivos al mar, con la satisfacción que eso lleva consigo y con la modesta contribución al mantenimiento de la fauna marina, esta actitud de la FEPYC estaría -como decía en el titulo de este artículo pescando futuro.

    Algo tendremos que hacer todos si queremos que nuestros hijos y nietos disfruten de tantas horas felices junto al mar y tantas emociones como las que hemos vivido a lo largo de los años practicando nuestra actividad de ocio favorita.

Andrés Javaloy. Vocal en Torrevieja de la Asociación Valenciana por una Pesca Responsable.

    INDICE