PESCAS INSOLITAS
   Rara captura de una barandilla de un pecio llamado "La Petra" hundido frente al C. Cervera de Torrevieja
     Hace unos días,- comienzos de mayo de 2011- un buen amigo, Eduardo Melgarejo, me remitía esta curiosa imagen.
     Pescando al curricán de fondo, cerca de la costa de Torrevieja, notaron un fuerte tirón, seguido de un ligero aumento de la presión en una de las cañas. Su sorpresa fue, al recoger el aparejo, ver aparecer prendido de una de las poteras de su rapala, este pepino de mar u holoturia
     No menos insólita fué, esta vez a bordo de nuestro barco Chambel dos, pescando al curricán de bajura, el izar a bordo prendidos en sendas poteras de nuestra rapala Rh, una pequeña lampuga y una bacoreta de 300 a 400 gramos

     Pero el doblete mas extraordinario que he visto nunca me lo mostró el patrón de la ÑORICA, que pescaba al volantín , a pocos metros de nosotros, en abril de este año.¡ Dos pequequeños aligotes, prendidos EN EL MISMO ANZUELO !!
    Bajo, reproduzco otra insolita pesca a bordo de este mismo barco. Una estrella de mar rarísima en nuestras aguas, enganchada en el fondo, a 4 millas y media al E. de Torrevieja en una zona rocosa conocida como el Carrilón. Se trata del Astrospartus mediterraneus o Estrella gorgonia. Por cierto que el "Ñorica" la guardó para fotografiarla, en una nasa que tenía amarrada cerca del fondeo de su barco. Al cabo de unos días desapareció al huir por la boca de la nasa , PARA APARECER DE NUEVO AL POCO, dentro de la misma nasa, huyendo probablemente de los pececillos del fondo que le mordisqueaban su raras patas .No es por otra parte, demasiado extraño, al ser un animal timido de habito nocturno , que se refugia en oquedades .Bajo, dos imágenes del mismo.
    Otra rara captura
    

    Esta gaviota argéntea, por otra parte muy común en nuestras aguas, anillada como pueden ver, fué "pescada" al lanzar el cebo lejos del barco, pescando a 5 millas por fuera del Cabo de Santa Pola. A continuación emprendió el vuelo, sacando linea del carrete, teniendose que recuperar poco a poco desde 20 a 30 m. de altura, como si fuera una milocha....
     Antes de liberarla , tomamos nota de la referencia que estaba grabada en la anilla y nos pusimos en contacto con el centro de anillamiento. Curiosamente había sido hecho en un vertedero de Madrid, del que posteriormente leí, que tiene la mas alta densidad de estos láridos, de toda la península

    Mas difícil todavía
     Esta pequeña ave marina que muestra David, parecida a un pingüino es un arao común, ave que aparece en determinada epoca en nuestra costa . Fue capturada a media agua recuperando el aparejo desde el fondo, siendo una verdadera sorpresa su captura , pues no habíamos notado su presencia . Es un ave que captura sus presas buceando tras ellas
    Aunque cueste creerlo.
    Esta salpa de medio kilo fué capturada pescando al jigging, cerca de las jaulas de la piscifactoria cercana, utilizado un jig de Halco de 30 gr.Seguramente se acercó a curiosear -no es depredadora, como es sabido-y quedó prendida de la potera

    ¿Un pulpo al curricán? Una rocambolesca pero verídica historia
    

     A lo largo de mis mas de 60 año pescando sobre barco, me han ocurrido cosas realmente curiosas. Recuerdo por ejemplo la "pieza" que sacamos una noche -pescando con gruesos volantines sobre un pecio -el vapor del "cacahué"-. Era muy pesada, y se "movía " en vaivenes en la punta del aparejo. Pues resultó ser ....un trozo de poco mas de un palmo y medio de cubierta o casco de hierro del vapor, que oscilaba al subirla dando la impresión de algo vivo.
    O la ocasión en que una caña no de curricán, mal calibrada de freno, fue partida por su culata y arrastrada al agua, pescando al curri cerca de la "punchosa ". Pues bien una semana mas tarde, pescando a fondo, un barco amigo, cerca de estas aguas, la recuperó , y de ello puede dar fé mi colega Antonio Lidon, otro compañero de pesca del Chambel Dos.
    Pues la historia del pulpo al curri fue la siguiente. Acabábamos de sobrepasar la bocana pescando al curri lento con plomo y cebo natural, tras las choas o palometones.Estábamos ya algo distantes de la bocana cuando vimos que nos gritaban desde el espigón, al tiempo que la caña de estribor soltaba línea. Pronto vimos que los gritos se debían a que habímos enganchado un línea de una de las cañas de tierra y que al final de ambos aparejos, el suyo y el nuestro, ambos liados.... iba un pulpo
    

    ! Vamos anda..! (dirían Uds)
     Un ejemplar de salpa de cerca de cuarto de kilo, SE NOS EMBARCÓ , ella solita, una mañana de verano, hace ya muchos años, pescando al curricán, a las choas y lechas, desde un bote a remo, al otro lado del dique de poniente del puerto de Torrevieja. Imaginen nuestra sorpresa al ver coletear, un ejemplar como este, al que jamás hemos visto saltar, en el fondo del pequeño barco, entre nuestras piernas. Probablemente estaba siendo atacada por una enorme lecha, y alocada, pegó un salto y se coló en nuestra pequeña embarcación de grata memoria El PORRERILLO"
     Otra extraña captura a bordo del MISTRAL
     

      Por favor sigan leyendo y verán que es cierto...
     "Aquella mañana de hace mas de 10 años, estaban pescando a bordo del Mistral, mi hermano Federico, su mujer y Luis Eizmendi " el marqués", en un pesquero de pagel cerca de Cañá Hermosa. El pescado no movía y Luis, aburrido, sentado junto a la borda con el aparejo en la mano, se quedó dormido. 
    Mi hermano, guasón y con gran sentido del humor, no se le ocurrió otra cosa que, con cuidado, sacar el aparejo del marqués, sin que este se diera cuenta, ir a la pequeña cocina de bordo y coger una tapadera como la de la foto,. amarrarla junto al plomo y dejarla caer con cuidado al agua. Cuando estuvo fondeada le dió, al hilo que aguantaba el marqués, un fuerte tirón que le hizo despertarse y empezar a cobrar linea
    Federico de vez en cuando le preguntaba -¿ es bueno marqués?-. Y aquel respodía : -Sí que lo parece y además da"culás"- .
    Muy solicito, mi hermano, le preguntó -¿quieres el salabre?- ...y el marqués :- traélo por si acaso...-"
    Dejo a su imaginación la sorpresa y palabrotas de Luis al ver "el pescado" cerca de la superficie....

    Bajo los dos protagonistas de la historia anterior, esta vez con una verdadera pieza. Un mero récord de 20 kg
                                                                                                          (En memoria de un gran amigo perdido, Luis Eizmendi a la derecha de la foto)