Desde estos grandes montones de sal se cargaban las vagonetas hasta el muelle