DIA A DIA EN EL MES DE OCTUBRE
    
    Arriba, una buena pesca de lecholas y bonitos, hecha por Javi , de la conocida tienda TORREPESCA , lograda con jigs de 30 a 60 gramos
    En medio de la semana, en un día que resultó realmente espléndido para la pesca del calamar, ( con la mar en calma y poca corriente), quisimos repetir la suerte de días pasados..Ese día en lugar de estar solos, ( ver mas abajo), cuando llegamos había ya varios barcos en la zona, cuyo número fué aumentando a lo largo de la mañana hasta reunirnos 11 barcos.
     Aunque realmente disfrutamos de la mar , no asi de la pesca que fue en comparación de la semana anterior , realmente escasa .      Bajo, foto tomada poco despues de amanecer, y J.Luis, patrón del GINTONIC con un doblete de calamares

    


  A mediados de Octubre, después de un par de intentos fallidos de "ir a calamares", el patrón del AVIZOR, J. M Medina, tuvo la intuición de llevarnos a un sitio poco frecuentado, en busca de estos sabrosos moluscos cefalópodos.
     Pese a que la imagen de la sonda no era demasiado significativa,- no apreciándose (aparentemente) calamares en el ecograma-, la constancia y la búsqueda repetida de los fondos rocosos, con evidente presencia de vida marina, nos dió un excelente resultado; ello pese a la intensa corriente, coincidente con un viento de la misma dirección. Esta circunstancia es, diría yo, fatal, pues entonces la deriva de la embarcación es rapidísima, deslizándse el aparejo sobre el fondo con una inclinacion de los señuelos o "pajaritos" menos tentadora que cuando estos se desplazan casi horizontales.
    Ello obligaba a una izada demasiado frecuente del aparejo, para lograr caladas mas verticales.
   Bajo, unas cuantas imágenes de ese afortunado día, para nosotros, el primero de la temporada de calamares

    Arriba calamar enganchado de una de las 2 largas patas prensoras .A la derecha , otro, en el momento de salabrarlo
    El tamaño osciló entre los 700 gr y los 200 a 300 gramos
    Arriba, a la izda , una buena sepia. A la derecha un doblete de dos hermosos calamares, que izó J.Manuel, que ese día estuvo (si me permiten uds.) " un poco palisero" (de "repaso", "palisa" etc)
   Arriba a la izda: detalle de un buen calamar con uno de los "pajaritos" que dieron mejor juego . A la derecha un buen rancho de 18 calamares y una sepia.
    
    Reproduzco arriba, lo que puede ser una de las primeras doradas de la temporada, pescadas en la zona desde embarcación. En la foto Eduardo Melgarejo

     Por tecera vez en pocos días acudimos a un caladero donde dias pasados, como se verá mas abajo, habíamos hecho un gran pesca al jigging de seriolas y choas.
     Al llegar, ese tercer día, pese a que salimos de noche, había un colega ya fondeado que por cierto tampoco hizo gran cosa .    Enganchamos algunas seriolas, pero la suerte ya no se repitió.
     Es lógico dejar un caladero descansar , pero este día queríamos estar a las 11 y media en el puerto, y este sitio está muy cerca cerca del amarre, por lo que forzamos la suerte.
    Además de unas pocas seriolas y choa hicimos unas cuantas chopas de tamaño mediano y un buen sargo que reproduzco mas abajo
    Arriba Emilio con un sargo picudo ( Diplodus puntazzo)de 500 gr y 33 cm. (pulse imagen para ampliar) que entró a un boquerón entero. Puede alcanzar los 45 cm.Como se ve, se alternan 5 rallas verticales mas negras con otras 5 mas grises y tiene el morro puntiagudo. A la derecha choa de medio kilo al jigging
    Bajo, reproduzco la imagen de una castañuela ( o negro como le llaman en Torrevieja) al Chomis chromis . Alcanzan un máximo de 12 cm y lo reproduzco por su rareza en encontralos en fondos de cerca de 30 m., ya que de ordinario viven en aguas mas someras

 


Nuestro primer pagel de la actual temporada que empieza. Pesó un kilo y medía 44,5 cm. Pulse imagen para ampliar
Entró a un cangrejo ermitaño
    El 11 de octubre bien temprano, nos dirigimos a un caladero que ya habíamos tentado la semana anterior para buscar lecholas para pescarlas al jigging .Su tamaño aún no es muy grande , de 400 a 500 gramos, pero su brava defensa hace muy divertido el lance. Pescamos un buen puñado de ellas y alguna choa.De ese día son las imagenes que ven en la parte inferior .
                        Arriba a la izda David muestra una choa o chova (pomatomus saltator) de uns 3 cuartos de kilo.A la derecha con una lechola o seriola( Seriola Dumerilii ) de medio kilo. De este tamaño aproximado son las que muestran el resto de la tripulación de ese día a bordo del GINTONIC

    Posteriormente, cuando se mostraron mas recelosas y ya no entraban, nos fondeamos en el carrilón (cordillera submarina que se alza al este de Torrevieja y que se extiende desde enfrente de La Mata a frente al Mar Menor, con unas 14 millas de recorrido), donde nos hicimos con unos cuantos serranos y el precioso pagel que muestra Jaime, de la Tripulación del GINTONIC
     Ver bajo, a la izda,. récord local de pagel ( Pagellus erithrinus) de 3,100 y 60 cm, y a la dcha., el crecimiento del mismo
2 años
3-4 años
4 - 5 años
5- 6 años
6- 7 años
10 o 12 a.
13 a 14 a.
15 a 16 años
180 gr.26 cm.
350 -375 gr.29 cm
500 gr.-31 cm.
750 gr. 36 cm
1.000 gr.40-44 cm
1.600 gr-48 cm. .
2.250 gr. 50 cm.
3.240 g. Récord IGFA
   Curricán y Jigging
    A primeros de octubre a bordo del GINTONIC, hicimos una pesca combinada, curricaneando hasta el pesquero y luego fondeandonos para hacer jiging tras lecholas, en un sitio querencioso, pescando tambien a fondo para tentar a doradas o pageles con langostino y ermitaños.
    Al curri, además de las consabidas y pequeñas bacoretas , nos hicimos con un par de bonitos ya de un tamaño mas que respetable.Clavamos también una sola llampuga -ya comenté que este años están realmente escasas-pero de un peso de mas del kilo para 58 cm , como la que muestra Luis, patron del GLAND. .(pulse imagen para ver peso)
    Una vez fondeados en un sitio querencioso, dimos con un pequeño banco de pequeñas lecholas (seriola dumerilii), bien visibles en la sonda, que hasta que se "resabiaron " nos dieron buen juego .Y si no que se lo pregunten a David patrón del PATATY, que ese día se empeñó (con bastante "suerte" por cierto) en darnos un "ligero" repaso . La primera media hora nos tuvieron bien divertidos con su brava defensa, aunque la mayoría de los ejemplares no llegaban al medio kilo.
    Cuando dejaron de comer, probamos a fondo consiguiendo algún pagel y un puñado de vidriadas. En resumen una mañana entretenida