Modifican el plan de vertidos de la desaladora
TORREVIEJA Tomado del diario INFORMACION DE ALICANTE. Remitido por Federico Javaloy

    Acuamed verterá la salmuera a casi 3 kilómetros de la costa,( en vez de los difusores junto al dique de levante)

    La sociedad estatal que impulsa la desalinizadora presenta ante Pesca y Puertos el proyecto y los estudios de impacto para lograr la autorización

     M. PAMIES La sociedad estatal Aguas de la Cuenca Mediterránea S.A (Acuamed), que está construyendo la desalinizadora de Torrevieja, ha presentado ante la Generalitat Valenciana el proyecto y el estudio de impacto medioambiental en relación con el tendido marítimo de los tubos de aspiración del agua marina y de difusión posterior del vertido de salmuera. Este trámite es uno de los últimos pendientes después de que el Ayuntamiento y Acuamed hayan llegado a un acuerdo para fijar las compensaciones que recibirá el municipio a cambio de dar la autorización y un derecho de paso de los tubos por el casco urbano desde la desalinizadora y hasta el mar. Estas compensaciones supondrán hasta 30 millones de euros en mejoras de todo tipo para Torrevieja.
Uno de los datos más curiosos del proyecto es que esta segunda toma que verterá al mar la salmuera resultante del proceso se situarán a una milla y media de la costa; es decir, casi a tres kilómetros. Una distancia que se considera en el proyecto suficiente para minimizar el daño medioambiental y, especialmente, no afectar a las praderas de alga posidonia existentes.
En cambio, el tubo de aspiración y captación del agua del mar que abastecerá la desalinizadora se colocará más cerca de la costa, al final del Muelle de Poniente porque el proceso de succión apenas provocará impacto. El estudio ha sido elevado para su aprobación a las direcciones generales de Puertos y de Pesca, así como a la Capitanía del Departamento Marítimo de Torrevieja, por ser esta última la encargada de las normas de seguridad. En el mismo se contempla que las citadas conducciones, de dos metros de diámetro, discurran paralelas a la cara externa del Muelle de Poniente o de la Sal. Según el proyecto de Acuamed, las dos zanjas discurrirán paralelas por el subsuelo marino y para ello tendrá que realizarse una perforación de 2,60 metros, tanto de profundidad como de ancho.
La realización de esta obra, mediante dragado, generará más de diecisiete mil metros cúbicos de arena y de piedras las cuales, posteriormente, se devolverán al mar. Según el proyecto su vertido se realizará a una milla y media, en una zona situada frente al faro del rompeolas de Levante.