Octubre 2015 Una tarde de Currican costero

     Relato de Miguel Cuervo, patrón del Madroño IV
     "El sábado día 10 de octubre, salimos por la tarde Vicente Javier y yo pese a que sabíamos que se nos metería una buena lebechada.
     Pusimos rumbo a la Roca Yelá , que está al 160º desde Santa Pola y a 9 millas . Fuimos teniendo alguna picada a partir de las cuatro millas y pasamos la roca por el Sur. Dimos un par de vueltas y conseguimos una llampuga y varias bacoretas y dos melvas pequeñas soltando un par de atunes.

Pulse imágenes para ampliar
     

    El S.O. pasó a Sur con fuerza y fuimos de empopada hacia la isla, a buscar las dos balizas de fuera de la reserva. De empopada también nos entró alguna bacoreta y el Sur aumentaba. Pescábamos rumbo Sur y rumbo Norte. Los amplios giros para cambiar de rumbo, eran incómodos y aunque picaba alguna bacoreta, decidí buscar un poco de resguardo con la isla. Había mar también pero no rompiente y unas 15 brazas de profundidad..

    De repente, las dos cañas del costado, se pusieron como un arco y Vicente y Javier comenzaron a bombear. Javier me pidió un poco de ayuda, pero le contesté "Arréglatelas tu pues estoy filmando".Casi al mismo tiempo llegaron los pequeños excitadores y dos hermosas bacoretas aparecieron en cada caña superando cada una el kilo que fueron metidas rápidamente en la nevera.


Puesta de sol. A la izquierda isla de Tabarca
    El sol se veía sobre la sierra de Callosa y Orihuela bastante bajo, pero hasta que se escondió seguimos sacando algún doblete por caña y picadas en los cuatro aparejos al mismo tiempo. Fue un gran momento, consiguiendo al final tres llampugas buenas, 2 melvas pequeñas y 30 bacoretas de buen tamaño, algunas pasaban del kilo".
          

Arriba a la izquierda, Javier y Vicente con sendas llampugas. A la derecha, parte de la pesca de una tarde divertida de pesca.

INDICE